El origami, ese arte tan noble | 22 de Abril 2020

El origami, ese arte tan noble

Origami


Cultura japonesa en la Argentina

El origami, ese arte tan noble 

Hacer origami tiene muchos e importantes beneficios a nivel personal y social, pero en esta nota quisiera hacer hincapié en que es 100% eco amigable y te puede acompañar a todas partes.

Siempre trato de divulgar en donde pueda el arte del origami y desde que encontré esta lista de las buenas razones para practicarlo, no dejo pasar la oportunidad para utilizarla en la difusión.

Siete razones para practicar origami

1. El origami es portátil. Lo puede practicar cualquier persona, en cualquier lugar y en cualquier momento.

2. El origami es educativo. Es relevante a las matemáticas, la ingeniería, las ciencias sociales, el lenguaje y las artes.

3. El origami mejora las destrezas motoras. Cultiva la autoestima en los niños, enseña paciencia y juego creativo.

4. El origami fomenta la paz. Nos ayuda a concentrarnos en el momento presente y a dejar el estrés.

5. El origami es económico y ecológico. Se puede hacer con papeles de revistas o de envolturas.

6. El origami es artístico. Es poesía con papel y juego con colores, texturas y formas. Es la alegría del proceso y la satisfacción del resultado.

7. El origami es social. Tiende puentes entre personas de todas las generaciones, clases y nacionalidades. Es una bella manera de expresar cariño y aprecio a otras personas.

En cada actividad que realizamos tanto dentro como fuera del Jardín Japonés, colocamos carteles y entregamos folletos con esta tan interesante información sobre los beneficios y ventajas que tiene esta disciplina japonesa.

El origami se puede practicar en cualquier lugar y en cualquier momento

A colación del primer punto en el que se destaca la “portabilidad” del origami siempre me gusta contar cómo “salvé” con el origami a un buen amigo en una circunstancia cuasi extrema.

Dado que mi esposo participa del Auto Club del Ayer de Colonia del Sacramento, Uruguay, y además es amigo del presidente, somos invitados todos los años a participar de las reuniones que se realizan en esa ciudad. Entre las actividades de esos encuentros de aficionados a los autos antiguos, hay cenas de camaradería para los asociados que son amenizadas con un espectáculo de música o canciones.

En una ocasión, días antes del encuentro, la hija enferma de nuestro amigo el presidente del Auto Club había fallecido. Por respeto al luto, el show tuvo que suspenderse sin más.

Ahí fue que  cuando el presidente hizo este amigo  ante el resto de las personas presentes, todos sospechosamente dirigieron sus miradas hacia mí. Yo no podía negarme y me anticipé al pedido de mi amigo y le pregunté: “¿Querés que haga algo de origami?” Él, sin dudarlo, me dijo: “Me salvaste”.

Yo siempre llevo papeles de origami como todo buen aficionado a esta disciplina y en cualquier momento libre, me pongo a plegar. Recuerdo  que esa noche hice corazones y quedaron todos los asistentes asombrados con la versatilidad y la transformación del papel en una pieza simple, pero tan representativa.

Está de más decir que al año siguiente el origami fue “número fijo” entre las actividades de la reunión del Auto Club.

El origami se puede hacer con papeles de revistas o de envolturas

Otra característica del origami que más me gusta destacar es lo económico y ecológico que es. La economía se refiere a que podemos usar prácticamente todo tipo de papel para hacer origami. Cualquier papel de revistas, folletos, catálogos, servilletas, hojas A4 usadas, tiras sobrantes de papel, envoltorios, etc. puede transformarse, pliegue tras pliegue, en una pieza increíble de origami.

Esto nos lleva al aspecto ecológico de esta disciplina, reutilizar el papel para crear arte y permitirnos un momento para nuestro rélax y esparcimiento, no es poco cosa.

En este sentido, estoy muy entusiasmada con los sobres de los saquitos de té. Esos tan coloridos, de un tamaño ideal para hacer las piezas de origami modular, son un ejemplo ideal para mostrar que en el origami  no es necesario gastar mucho dinero. En el Jardín Japonés ya tenemos incorporada a la agenda, la actividad Origami & Reciclado en la que hacemos la estrella de 8 puntas. En consonancia con la política ambiental de la Fundación, el origami como disciplina eco amigable es una parte fundamental de la difusión de las artes japonesas.

Pero el origami no sólo es arte, es también ciencia y tecnología. Les dejo un link de un video muy interesante para que lo descubran por ustedes mismos:

https://www.facebook.com/JapanEmb.Mexico/videos/2174444435929548/?t=13

Cristina Lualdi

Fundación Cultural Argentino Japonesa

 

Foto: Siete razones para practicar origami

Epígrafe: Banner con las 7 razones para practicar origami

Foto: Estrellas de 8 puntas

Epígrafe: Estrella realizada con sobres de saquitos de té.